Este verano, flash tatoos, tatuajes de quita y pon
Todos recordamos de nuestra infancia las calcomanías que venían en las bolsas de gusanitos. A medida que crecíamos dejamos de interesarnos por ello o nos decidimos por los tatuajes permanentes. 

Sin embargo, lo que se puso de moda el año pasado y que parece que seguirá este también son los flash tattoos. Este tipo de dibujo consiste en tatuajes dorados y plateados metalizados, temporales, y con todo tipo de formas: las más vistas van desde formas tribales hasta animales. Otros, reproducen las formas de joya pero con la ventaja de ser más baratos.

Este tipo de tatuajes están inspirados en una antigua tradición procedente de oriente, donde las mujeres decoraban su cuerpo con pan de oro. Son fáciles de poner y, sobre todo, de quitar y abogan por ser un original complemento para el verano, desde un look para ir a la piscina como para algún festival.



Duran entre 2 y 6 días y el modo de ponerlos es idéntico al de las calcomanías de las que hablábamos antes: basta con presionar el tatuaje sobre la piel y poner un poco de agua por encima.

Las principales zonas donde suelen llevarse son las muñecas, cuello, escote y piernas. Se trata de las partes donde más se ven y resultan más favorecedores. Además, se adaptan muy bien en estas zonas del cuerpo y sientan bien a cualquier tipo y tono de piel.

¿Que os parece como le quedan a Beyonce?


 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies