Dipping, la manicura semipermanente que no estropea tus uñas
Hay una tendencia que está arrasando. Se trata del Dipping, un nuevo tipo de manicura semi permanente.

Y es que este tipo de tratamiento, que permite olvidarte de las uñas durante dos semanas, es el más demandado.

¿En qué consiste?

Tras realizar una manicura completa, se aplica un primer tratamiento para desengrasar la uña. A continuación se pone una base para protegerla junto a un gel adhesivo, especialmente formulado para uso médico, que funciona como una especie de “pegamento”. 

A continuación, se introducen los dedos en el tarrito de polvos acrílico 'power polish dip' (muy finamente molidos) del color elegido. Hay una gran variedad para elegir. 

El gel adhesivo permite que estos se adhieran única y fácilmente a la uña natural (y no a la piel). 



Después se aplica un gel activador que endurece, uniformiza y fija el polvo en la uña, y se liman éstas, dándoles la forma deseada. 

Para terminar, se aplica un brillo top coat y aceite en uñas y cutículas para hidratar



Principales ventajas

Supone una alternativa para aquellas mujeres que por razones de salud o gustos no pueden o quieren usar esmaltes de gel, ni lámparas UV o de luz LED para el secado de las mismas, 

Además, permite disfrutar de unas uñas perfectas durante 14 días respetando la uña natural, ya que el polvo no se pega a esta directamente sino al gen adhesivo.

El resultado es similar al de unas uñas acrílicas. 

 

 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies