Datos curiosos sobre la alta costura

Chambre Syndicale

Las normas que dictan que un vestido es Alta Costura las pone la Chambre Syndicale de la Haute Couture, encargada de regularlo desde el siglo XIX. La estricta normativa se ha ido modificando con el tiempo y las actuales normas son de los años noventa.



Charles Worth

El padre de la Alta Costura no fue francés, sino inglés. Fue Charles Worth, un modisto afincado en París, quién creó este tipo de ropa a medida y comenzó a presentar sus colecciones en desfiles, algo inaudito en la época. Poro después se fundó la Chambre Syndicale de la Haute Couture en 1868.



Registrado

El nombre de Haute Couture está protegido jurídicamente y sólo pueden utilizarlo aquellas colecciones que cumplen con las estrictas normas que se dictan desde la Cámara.



Calidad y número

Para que se considere una colección como Alta Costura, debe estar compuesta de al menos treinta modelos diferentes de día y noche, cuya calidad sobre la pasarela debe ser similar a la de la prenda que luego la clienta adquirirá. Sí que se permite que los tejidos cambien, con el fin de no emplear seda y telas lujosas únicamente para el desfile.



A mano

Los modelos de Alta Costura se realizan exclusivamente a mano en los talleres de cada maison. Debe ser un equipo compuesto por un mínimo de quince personas y el trabajo de elaboración de cada pieza les ocupa entre cien y mil horas.



Pruebas

Los diseños que se ven en pasarela no se comercializan a gran escala como el prêt-à-porter. En Alta Costura es la clienta la que acude a los talleres de la firma para que se le tomen medidas y se cree el modelo en exclusiva para ella. Para cumplir con las normas de realización, debe acudir a un mínimo de tres pruebas.



Exclusividad

Las casas de Haute Couture deben garantizar a una compradora que el modelo que adquiere solo se va a repetir un máximo de tres veces como símbolo de exclusividad: el de pasarela, el que la clienta adquiere y el que el diseñador se guarda para su colección personal. Aunque algunos creadores no lo cumplen y lo que hacen es vender un modelo de cada pieza por continente.



Precio

Un traje de Alta Costura puede costar entre treinta mil y doscientos mil euros, por lo que se calcula que solo existen tres mil mujeres en el mundo que son clientas potenciales de estas exclusivas colecciones. Cuando una celebrity luce un modelo en una alfombra roja, suele ser prestado por la firma.



Rentabilidad

La Alta Costura no es rentable económicamente, pero sí lo es en cuanto a prestigio y publicidad por la gran repercusión mundial de los desfiles. 

Las marcas que desfilan como fijas son Christian Dior, Chanel, Alexis Mabille, Giambattista Valli, Boucha Jarrar, Stéphane Rolland, Maison Martin Margiela, Frank Sorbier, Jean Paul Gaultier y Adeline André. Pero también están las firmas invitadas a desfilar en París, como Atelier Versace, Schiaparelli, Giorgio Armani Privé, Alexandre Vauthier, Elie Saab, Valentino, Viktor&Rolf o Zuhair Murad.


 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies